Leen este blog:

jueves, 9 de octubre de 2014

¿CUÁL ES TU NÚMERO MÁGICO?



– TRES – dijo Natalie –, tres veces me enamoré y las tres veces terminé lastimada. De joven jamás lo habría imaginado, yo creía que mi número mágico era UNO, al igual que lo creen todas las mujeres a esa edad. Cuando sufrí mi primera desilusión, por alguna razón presentí que mi número era DOS; seguía esperanzada de que había alguien allí afuera esperándome.

Arthur la escuchaba atentamente.

– Y entonces me volví a enamorar, tanto o más que la primera vez. La segunda fue un amor más serio, más realista; pero él pronto se encargó de arrancar mi corazón entablillado. Creí que no volvería a sentir algo así, pero el tiempo puede más que nuestra espera. Me enamoré por tercera y última vez. Luego de un romance de ensueño, él terminó de destruir mi alma del mismo modo en que alguien pisa vidrios rotos esparcidos por el suelo.

Arthur seguía contemplándola en silencio.

– ¿Y tú, Arthur?, ¿cuál es tu número mágico?

– No sabría decirte – contestó él.

– Di un número de una cifra, cualquier número. Juguemos.

– ¿OCHO?

– ¡Arthur!, ¡en serio! Nadie se enamora tantas veces. Como mucho… cinco veces, y ya sería bastante exagerado.

– De acuerdo, diré al azar un número del UNO al CINCO.

Micronésimas de segundos después, Arthur contesto:

– DOS.

– Eso está muy bien – dijo Natalie –, significa que si te rompo el corazón, te enamorarías una vez más. O bien, que ya te lo han roto y yo soy tu último amor.

– Yo no funciono así – dijo Arthur fríamente.

– Lo sé, pero juguemos; intenta ser más romántico, por favor.

– Sí, perdón. Mi número mágico es UNO. Me enamoré de ti y no podría soportar perderte. Si me dejaras, me quedaría solo para siempre y jamás te olvidaría.

– Eso está mucho mejor, Arthur. Ahora dime, ¿qué es lo que tanto amas de mí?

– Tu cabello, tus ojos, tus labios, t…

– ¿Mi qué, Arthur?

Su amante se había quedado estático. Natalie fue en busca de su cartera, la revolvió apresurada hasta que encontró su sobrecargada tarjeta de crédito. Rápidamente le desabrochó a Arthur la camisa y pasó la tarjeta por la lectora ubicada en donde debería haber estado su ausente corazón.

Natalie lo abrazó, lo besó y lo acarició hasta que la piel sintética que cubría el inexorable esqueleto metálico simuló nuevamente la respiración humana. Otros sesenta minutos de servicio se habían acreditado y Arthur #D8504 prosiguió endulzándola:

– Tu risa, tu voz, tus párpados…






Este cuento fue llevado al cómic por Pam López, puedes verlo en su blog: http://migasdepam.blogspot.com.es/2015/06/cual-es-tu-numero-magico.html

62 comentarios:

  1. ¡Pedazo de relato Federico! No sabía que participarías pero me alegro que lo hayas hecho porque este relato es brutal. Parece un juego de adolescentes y lo cierras, como siempre, de una forma espectacular. Me ha gustado muchísimo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Ana Lía. Me alegro cada vez que considerás brutal a uno de mis relatos.
      ¡Abrazo grande!

      Eliminar
  2. LLegará el día en que las máquinas nos sustituyan incluso en el amor. Un brillante relato de ciencia ficción en el que como siempre, dejas una reflexión tras la historia más superficial. Grande Federico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber logrado mi objetivo de dejar una reflexión con este cuento y de que te haya gustado.
      Abrazo, maestro.

      Eliminar
  3. Muy buen relato, Federico, corto pero intenso, la verdad es que no me esperaba ese final y me ha pillado de improviso. Me gustó, te felicito. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gusto haberte pillado, Frank.
      Gracias por tu comentario.
      Abrazo grande!

      Eliminar
  4. Es taaan cruel y maravilloso al mismo tiempo. Felicidades, me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Galhamar! Me alegro de que te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Muy buen relato, con un final que le da un vuelco a la historia, y eso es precisamente lo que la hace buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Ale.
      Abrazo.

      Eliminar
  6. Vaya, maestro Federico, excelente relato futurista, algo que aparentemente no está muy lejos de ser realidad. Me gustó ese vuelco final y el apuro de la chica que se había quedado a medias en la seducción de su galán, jejeje. Te felicito, hermano. Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, amigo! Tristemente no está tan lejos, Alonso.
      Se desesperó un poquito la chica, ¿no? :)
      Me alegro de que te haya gustado.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  7. Muy bueno. El muñeco o muñeca de plástico tiene los días contados.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo.
      Tiene los días contados, es cierto, pero los recuerdos durarán por siempre.
      Abrazo!

      Eliminar
  8. Muy buen relato, con sorpresivo final. Me gusta mucho Federico. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Menchi. Me alegro de que te haya gustado y de haberte sorprendido.
      Abrazo!

      Eliminar
  9. Hola, como bien dices, caí aquí de pura casualidad (o causalidad, no sé)
    Tu relato es lo primero que leo y me ha parecido Exelente! Me ha gustado mucho y casi creo que no estamos tan lejos de llegar a esa fría realidad.
    En fin... felicidades. Te seguiré leyendo. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado el cuento y el saludo en el blog. Muchas gracias por tus palabras, Angelica.
      También creo que no estamos tan lejos de llegar a eso. Espero estar equivocado.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Buenísimo, me ha encantado Federico. Es como un novio de alquiler... Pobre mujer de tener que recurrir a eso, ¿no? La verdad que es inesperado el desenlace y chulísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Beatriz.
      Sí, pobre, pero ya sufrió tres veces... tal vez sólo se está tomando un respiro antes de encontrar al cuarto.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho tu relato espero que
    tengas mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Federico gracias por tu amable comentario a mi relato, me alegra
      que te haya gustado, espero que todo te vaya muy bien en este concurso.
      UN saludo afectuoso.

      Eliminar
    2. Un gusto leerte, Sonia.
      Suerte para vos también.

      Eliminar
  12. Es GENIAL!!! no hay nada que hacer contigo, je,je..... en serio, es brutal. Lo que buscamos cada día en nuestro compañero,en nuestra vida, así.... de repente ahí esta con un simple chip.

    Por desgracia se va conviertiendo cada vez nuestro mundo en eso, algo artificial....Suerte aunque no la necesitas, es muy bueno.l

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Maríjose.
      Espero que podamos evitar que el mundo se siga convirtiendo en eso que decís.
      Me alegro de que te haya gustado. :)
      ¡Abrazo!

      Eliminar
  13. Espectacular Fede.
    Un cuento de ciencia ficción con un trasfondo humano sumamente doloroso. Da miedo ese futuro.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Richard.
      Da miedo, pero en ciertos aspectos no está tan lejos.
      Abrazo.

      Eliminar
  14. Benjamin.J.Green.lunes, 13 octubre, 2014

    Hola federico.
    Te felicito por tu primer puesto en este concurso, que a sido de lejos
    el mejor en el cual he participado, un gran relato y un merecido primer puesto.
    Enhorabuena y felicitaciones mil.
    Benjamin.

    ResponderEliminar
  15. Impecable¡¡¡ además de hablar que tenga temperatura ya sabes unos 36,3 décimas y en su vocabulario aparezcan gruñidos o ronroneos.
    Mi sincera felicitación por todo, imaginación, narración, conocimiento y arte.
    Un placer conocerte,


    Besos muchos

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras.
      Excelentes tus sugerencias para el nuevo Arthur 2.0
      Un placer leer comentarios como el tuyo.
      Abrazo!

      Eliminar
  16. Excelente!!!! Federico, he leído unos cuantos del concurso, a cual más bueno. Suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Abrazo, Jordi!

      Eliminar
  17. Grande Federico! Muy buen relato con un final inesperado. La dama no será traicionada por Arthur, sólo le bastará usar su tarjeta de crédito para mantenerlo enamorado. Me gustó mucho. Saludos desde NY. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hilda, muchas gracias por tus palabras.
      Ella jamás será traicionada por Arthur, es cierto. El problema es que tal vez ella se termine aburriendo de él... o que se quede sin dinero.
      Saludos desde Bs As.

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Vos sos grosso que me explicaste lo de los blogs y me redefiniste el tango.
      Troesma

      Eliminar
  19. ¡Mis felicitaciones Federico, merecido premio!. Buenas noches, un abrazote :)

    ResponderEliminar
  20. No me esperaba ese final de tí Federico (no se por qué). Hay algo que no cambia: un excelente relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué imaginaste? Me dejaste con la intriga.
      Me alegro de que te haya gustado, Sandra.

      Eliminar
  21. Ingenioso relato de humor sexista. Hace falta un robot para complacer a las damas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlo, no fue esa mi intención pero comprendo que cada uno puede darle su propia interpretación.
      Me alegro de que te haya parecido ingenioso.

      Eliminar
  22. Sabía que había quien compraba el corazón con dinero pero para un tema así... Aunque cuando quieres estar con alguien cualquier excusa es buena.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante reflexión.
      ¡Saludos, Puramenteinfiel!

      Eliminar
  23. Un relato estupendo y muy imaginativo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Relato muy bueno y triste. ¿Llegaremos algún día a esto o ya hemos llegado? Me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente pregunta.
      Me alegro de que te haya gustado, hado gemina.

      Eliminar
  25. MUY BUENO! Relato con moraleja: No deberiamos hacer "de todo" tan solo por escuchar lo que necesitamos. Se aprende mas cuando la realidad duele. Al menos eso pienso. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado mi relato, Sil.
      Me gustó el modo en que expresaste la moraleja, es así.
      Saludos.

      Eliminar
  26. Se rompía el corazón y sangraba su billetera cuando consumía el amor de Arthur #D8504

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Gabriela. Triste pensar que tal vez un día llegaremos a algo así, si es que no existen ya amores menos sinceros que el de Arthur...
      Gracias por la visita y comentario!

      Eliminar
  27. Tu relato fue premiado. Que? puedo agregar , te felicito !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, en un concurso de relatos basados en una imagen.
      Gracias, Raquel!!!

      Eliminar
  28. Escalofriante relato, nos hace ver demasiado superficiales creo yo, aunque es complicado, a veces hay quienes necesitan pagar para que les digan lo que quieren escuchar, ya que para los hombres es complicado saber que es lo que ellas quieren jajajaja. Otro relato de mujeres un poco complejo ¿algo nos conoces? Federico. jajaja

    Como dije antes escalofriante, ademas de helado metal esquelético del Arthur #D8504. Pero el si sabe que decir jajajajaja

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es otro relato que se puede analizar de diferentes maneras.
      No sé qué tanto las conozco, además yo también soy bastante complejo.
      Me alegro de haberte causado escalofríos, Tere.
      Muchas gracias por el comentario y por las risas.
      Un saludo!

      Eliminar
  29. Muy bueno Federico, un señor relato de los pies a la cabeza. Ya me lo leí en su momento en versión cómic, el cual creo recordad que comenté y que me gustó mucho. Enhorabuena! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Ramón.
      :)
      Te mando un abrazo!

      Eliminar